Pasion en el Egeo


Las mujeres de uniforme no solían ser la debilidad de Cristos Stephanides, hasta que vio a Betsy vestida de chofer de la limusina que él había alquilado. ¿Qué mal podría haber en intentar llevársela a la cama? Pero el magnate no contaba con que lo secuestraran junto a Betsy y los tuvieran prisioneros en una isla del mar Egeo. Los secuestradores los habían alojado en una maravillosa villa donde Cristos podría continuar con su plan de seducción... y estaba dispuesto a tener éxito a cualquier precio. 

Pasión en el Egeo 

Comentarios

Entradas populares